[Crónica] David Bisbal triunfa en Madrid con un sold out de su Tour 2018

Hace años, un joven almeriense triunfaba en su debut televisivo gracias a un talent show que revolucionó a todo el país: Operación Triunfo. Ahora, 17 años después y con una generación de triunfitos nueva, David Bisbal está en su mejor etapa. Con su Tour 2018 está abarrotando todos los estadios a los que va a compartir la mejor música de su carrera.

El pasado jueves 14 de junio, el artista se dejaba caer por Madrid para su único concierto en la capital, en el WiZink Center. Wowssip World asistió al evento para cubrir el que prometía ser una de las grandes fechas de su gira.

Bisbal no necesita presentación. Por ello, la mejor manera de abrir su show era después de apagar las luces y con los primeros acordes de “Quien me iba a decir“, siguiendo con “Fiebre” y “Antes que no“. Con un estadio totalmente abarrotado, con un mar de cabezas inacabable por pista, se presentó a la capital prometiéndoles una noche llena de ritmo.

Con tres canciones sobre el escenario, ya presentó al que sería el primer invitado de la noche, Luciano Pereira. Con él cantó “Culpable“, seguido, ya en solitario, de “Lo tengas o no” y “Si pero no“, que acabaron con otra ovación respaldada por las buenas noches del artista andaluz, alabando las banderas que brillaban sobre las gradas.

Conquistando a todos los asistentes con un “Lloraré las penas” que devolvió al estadio a 2002, siguió poniéndole el toΩno tierno a la noche con temas de su repertorio como “Cómo olvidar“, “Desnúdate Mujer“, “Quiero perderme en tu cuerpo” y “Me derrumbo“, hasta llegar a ritmos más intensos como “Amar es lo que quiero“, “No amanece“, “Todo es posible” -con un Tadeo Jones muy cómico en pantalla gigante- y su aclamada “Silencio“.

Con otros ‘temazos’ siendo respaldados por una lluvia de aplausos que hacían lucir más al artista que los propios focos, Bisbal continuó con sus “Diez mil maneras“, con bandera andaluza en mano y española al cuello, siguiendo con “El ruido” hasta llegar a un “Dígale” con Carlos Rivera, cada vez más afianzado en el panorama musical de nuestro país.

Esta va dedicada a todas las princesas de la noche‘. Esta declaración fue lo único que el público necesitó para saber que se avecinaba una de las canciones favoritas del repertorio del cantante. “Mi princesa” empezó a sonar con una interpretación más sentida que de costumbre -aunque sin la colaboración de Aitana, que cantó junto a él en Barcelona-, conquistando, más si cabe, a todos sus fans. Después, los ritmos árabes de “Torre de Babel” y “Al Ándalus” inundaron el WiZink Center.

Saliéndose del setlist habitual, David Bisbal decidió apoyar a la selección española cantando los temas que él mismo cantó, “Wavin’ flag“, del mundial de 2009 y “Sube la mano y grita gol“, de 2012, en el que paró de cantar para presenciar el fragmento en el que Iniesta marcó el gol decisivo que llevó a España a la victoria. Despidiéndose y presentando a su banda, “A partir de hoy” sonó para todos, dejando claro que su último single será muy cantado este verano.

Con una vuelta más que evidente, el almeriense subió de nuevo al escenario con una chaqueta plateada que le hizo brillar aún más de lo que había brillado durante toda la noche. Sonando “Bulería” consiguió hacer bailar hasta a las gradas, cosa que no paró con su ya consagrado “Ave María“. Para acabar, un mítico “Oye el Boom” que cerró un show lleno de emociones, bailes de lo más ‘Bisbi’ y canciones míticas que ya pertenecen a la historia musical de nuestro país.

Deja un comentario