[CRÓNICA] El Festival Jardín de las Delicias despide el verano por todo lo alto

No hay verano sin festival, eso es un hecho. Y que mejor que despedirlo con uno recién sacado del horno, y que ha venido para quedarse.

El Festival Jardín de las Delicias tuvo lugar el pasado sábado 22 de septiembre en Ciudad Universitaria (Madrid), y fue un auténtico espectáculo. La música y los acróbatas fueron la fusión perfecta que hicieron de este festival algo mágico.

La apertura de puertas tuvo lugar a las 15:00, y la música comenzó desde el primer momento. Hasta la salida del primer artista confirmado, en el escenario dos pudimos disfrutar del Ganador Talento Complutense, y más tarde, de la cantante y compositora Alewhos, quién nos contó a través de su música y sus influencias musicales experiencias, algo que emocionó al público, mientras presentaba su primer EP en solitario Y.

Yogures de Coco y Luke García fueron los artistas que precedieron al primer grupo confirmado, Despistaos.

Los chicos de Guadalajara lo dieron todo sobre el escenario, sin importar los 30 grados, y haciendo vibrar a un público entregado que no paraba de tararear sus canciones. Despistaos hizo un repaso a su carrera, tocando sus canciones más míticas como Estrella, Los días contados, FoQ, Estoy Aquí, Gracias o Caricias en tu espalda. Pero sin olvidarse del presente, y es que canciones como Estamos Enteros o Lo Contrario de Ninguno, pertenecientes a uno de sus nuevos EP, no faltaron sobre el escenario.

Pronto podremos disfrutar en formato físico del disco, y es que en febrero estos EP, 4 canciones más, y alguna “sorpresa”, conformarán su esperado “primer disco” después del respiro que el grupo se dio hace un tiempo atrás.

El listón estaba muy alto, pero si alguien sabe mantenerlo esa es nuestra Sofía Ellar, quién solo con el buen rollo que transmite y esa dulce voz consigue engancharte desde el minuto uno. La compositora nacida en Londres nos deleitó con algunos de sus éxitos contenidos en sus discos Seis Peniques y Nota en Do. 

Tras ella, y la actuación de Luis Nieto & KPD en el escenario dos, llegó el turno del buenrollismo, del gran Juanito Makandé. Quién con su Niña Voladora nos llevó a todos a un mundo en el que solo existía una guitarra y su voz, por una hora fuimos un Alma Libre, a la que no nos importaría quedarnos a vivir en ese momento y en ese lugar.

Pero como no podíamos hacerlo porque aún quedaba mucha noche, allí estaban los artistas mas longevos del cartel para animarnos y ponernos a saltar. Hombres G con sus grandes éxitos como Lo Noto, Te quiero, Voy a pasármelo bien y por supuesto su inconfundible Devuélveme a mi chica pusieron al público en pie, y nos dejaron sin voz, mientras revivíamos años y experiencias pasadas, en las que la BSO de Hombres G sonaba de fondo.

Era ya medianoche, y el deseo de más se notaba en el ambiente, no había cansancio, solo ganas de darlo todo con lo que aún quedaba por venir, y era mucho.

Y que mejor que comenzar con Sidecars, uno de los grupos de rock de nuestro país que más esta calando en los auriculares, y de los cuales nos sabemos todas sus letras: Cuando caigas en shock, Locos de Atar, Chavales de Instituto, Amasijo de Huesos o Fan de Ti.

Un repaso por sus antiguos discos, pero poniendo énfasis en ese Cuestión de Gravedad, su último disco, que tantas alegrías les está dando.

Julien Leik fue quien cerró el escenario dos sorprendiendo al público con versiones de nuestra infancia como Breaking Free de HSM, mezclado con lo más nuevo de hoy como J. Balvin.

Tras él apareció Beret, ese chico que con tan solo 22 años es capaz de hacernos sentir, reír o llorar con sus letras.

Desde el buen rollo de Me siento bien o Esencial, pasando por los pelos de punta con Cóseme, 10.000 porqués o Vuelve, y como no, terminando con su éxito Lo Siento, esa canción que todos nos sabemos, nos cuesta cantar sin emocionarnos, y más si es en directo, con 17.000 almas dándolo todo. Emocionante.

Para la traca final apareció Dj Nano, quién acabó dando un espectáculo y poniendo al público a bailar sin cesar, dejándoles un muy buen sabor de boca, y unas ganas tremendas de que esto no terminara.

Pero todo lo bueno tiene su final, y el Festival Jardín de las Delicias que cerró este  verano llegó a su fin.

Nos queda un sabor dulce, pero amargo a la vez, y es que tendremos que esperar un año para la segunda edición. No queda otra que ir contando los días en el calendario para volver a vivir este festival, que está claro que ha venido a Madrid para quedarse.

Tenéis todas las fotos del Festival Jardín de las Delicias en nuestro Flickr

Deja un comentario