[CRÓNICA] CADENA 100 Por Ellas se convierte en el concierto más emocionante del año

CADENA 100 Por Ellas lo tiene cada vez más complicado, y es que parece insuperable a medida que pasan los años. Sin embargo, este 2018, con su sexta edición, ha vuelto a erizarnos aún mas la piel con este concierto a beneficio de la AECC.

Nació de una frase que una oyente pronuncio en la cadena para apoyar a todas esas mujeres que están pasando por una situación tan dura como es el día a día con esta enfermedad: No estás sola. Esas 3 palabras se convirtieron en un lema que este CADENA 100 Por Ellas lleva por bandera, y cada vez une a más personas que se vuelcan con esta bonita causa.

A esas 15.000 personas que se dieron cita en el WiZink Center este 20 de octubre, hay que sumarle los artistas que acuden a aportar su granito de arena, con dos propósitos: hacer más amena esa noche a todas las mujeres valientes que sufren esta enfermedad, y darnos un espectáculo único con el que es imposible no emocionarse.

Este año, La Oreja de Van Gogh cogió el testigo de Rozalén y Estopa, y han creado el himno de este concierto, La Chica Del Espejo es el título de este, y los beneficios por la venta de esta canción irán destinados a apoyar la lucha contra el cáncer.

El concierto comenzó de la mejor manera, y es que fue Luz Casal la encargada de inagurarlo. Ella, una autentica luchadora que hace años superó esta enfermedad, consiguió poner la piel de gallina interpretando Días prestados y Miénteme al oído, canciones que podemos encontrar en su ultimo disco Que corra el aire. Y como no, terminó su actuación con sus conocidas No me importa nada y Un nuevo día brillará, momento en el que público se puso a corear al unísono.

Tras ella, comenzó el toque internacional, un Matt Simons entregado cantó su buen rollista canción We Can Do Better, y su famoso Catch & Release. 

Latinoamérica estuvo presente de la mano de la mexicana Sofía Reyes, quién interpretó su exitoso 1,2,3, y además nos comentó en los minutos previos al concierto que está muy cerca su próximo single, el cual estamos seguros nos pondrá a bailar, incluso más (si es posible) que esta canción junto a Jason Derulo y De La Guetto.

Blas Cantó fue el siguiente en emocionarnos con su voz y su Él no soy yo, tema que está incluido dentro de su álbum debut Complicado, éxito de ventas en España.

James Arthur era uno de lso mas esperados de la noche, y es que contar con un artista de tan reconocidos éxito internacional en un concierto como este es un lujo. El británico presentó por primera vez en directo su ultimo single recién sacado del horno Empty Space, y su inconfundible Impossible.

Y tras él, llegó uno de los momentos más especiales de la noche, La Oreja de Van Gogh comenzó a cantar La Chica Del Espejo, himno de este concierto, y que provocó las lagrimas de gran parte del público, incluida la cantante del grupo Leire.

La letra de esta canción, las palabras dedicadas a todas esas mujeres que luchan para derribar esta enfermedad, y el ambiente hicieron que ese momento fuera único, y nos quedara grabado a todos los asistentes para siempre en nuestras memorias.

Por si esto fuera poco el grupo donostiarra interpretó Diciembre (incluido en su ultimo disco, El Planeta Imaginario), y uno de los éxitos mas conocidos por todos Puedes Contar Conmigo.

Tras los chicos de La Oreja de van Gogh, apareció la inconfundible Rozalén, quien mantuvo la empecino de los donostiarras interpretando el himno de la pasada edición, Vivir y su canción La Puerta Violeta.

Sergio Dalma nos llevó unos cuantos años atrás con su Bailar Pegados, y es que ¿quién no conoce y ha coreado esta canción? 30 años en el mundo de la música dan para mucho, y como no, nos deleitó con algunos de sus éxitos mas conocidos: Tú y Yo, Toda la vida, y El amor no se toca.

Y quedaban ellos para cerrar los artistas internacionales de este año: Clean Bandit. El inconfundible grupo de percusión puso a los asistentes en pie para bailar con su conocido Symphony, su éxito junto a Demi Lovato, Solo, y su mítico Rockabye.

Y para cerrar la noche, por si esto fuera poco llegaron Melendi y Pablo Alborán.

Primero fue el asturiano, el cual ademas de deleitarnos con su música dedicó unas palabras muy especiales a todas esas mujeres que sufren cáncer, y les mandó todas su fuerza, y es que ellas son unas verdaderas guerreras.

Desde que estamos juntos, Cheque al Portamor, Déjala que Baile, Un amor tan grande, La promesa y Lagrimas desordenadas fueron las 6 piezas que Melendi cantó, y que el público coreó hasta la última letra, y es que el asturiano es uno de los artistas más queridos en nuestro país.

Por último, el romántico Pablo Alborán nos dejó sin palabras (una vez más) con su actuación. Solamente tú con un piano y su voz nos dejó enbobados mirándole, y nos puso la piel de gallina. No vaya a ser, Prometo y La llave fueron las canciones que dedicó al público para terminar este concierto.

Ya son 6 ediciones, pero CADENA 100 Por Ellas, siempre emociona. Un concierto con unos artistas tan espectaculares, y con un motivo tan bonito como es unirse para ayudar y para luchar contra el cáncer de mama, hacen sin duda de este concierto benéfico el más emocionante del año.

¡Os esperamos el año que viene con la séptima edición (y las que quedan)!

Deja un comentario