[Crónica] Zahara, la primera mujer que logra llevar a toda una sala de conciertos al espacio exterior cuales “Astronauta[s]”

Ayer dio comienzo la gira “Astronauta” de Zahara en la sala La Riviera en Madrid. La cantante reunió ayer a toda la tripulación para embarcarse en una aventura espacial, y no defraudó. El concierto comenzó cuando pincharon “Space Oddity” de David Bowie y siguió con la música de cabecera de The X Files para que nos metiéramos en el mood. Tan solo con ella misma y su banda, una pantalla dónde veíamos cosas como a un astronauta flotando en el espacio, varias lunas, algunos planetas fluorescentes y la iluminación consiguió que la sala se convirtiera en el espacio exterior y que todos flotáramos en él y con ella hasta el final.

La primera canción del concierto fue “David Duchovny” en la cantante rememora su viaje a Nueva York –y los que lo vimos a través de su instagram también. El show siguió con alguna canción de uno de sus anteriores álbums “La pareja tóxica” como “El universo” y “Camino a L.A.”. De su primer álbum rescató “Con las ganas”la cual interpretó con una voz llorada que llegó a todos y cada uno de los asistentes, estoy segura.  La cantante confiesa no siempre le apetece enfrentarse a cantar esta canción –por su gran carga emocional–, pero que tras recibir muchísimos mensajes por twitter e instagram de gente compartiendo lo que siente con ella, el dolor que dejó en este tema se ha dividido en todos los que la hemos hecho nuestra con nuestras propias historias y que por ello vuelve a cantarla sobre los escenarios, dedicándosela a toda aquella gente que se la pidió alguna vez y ella le dijo que no.

No pudieron faltar tampoco diversas canciones de su anterior trabajo “Santa” como “La Gracia”, “El Frío”, con su correspondiente “El Deshielo”, “Hágase Tu Voluntad”, “Inmaculada Decepción”, “Crash” y la icónica “Caída Libre” en la que todo el público se abandono a la caída no parando a dormir y recalcando una vez más que Yola sigue molando mil y que bailaríamos con ella una y mil veces “Like a Virgin” entre todos los feriantes.

Y Como una de las grandes –lo que ella es–, hubo un cambio de vestuario a lo Madonna, Beyoncé o Lady Gaga, pero mejor, ya que la cantante nos hizo saber que había sido todo un infierno cambiarse de ropa tan rápido. Pero no pasa nada, porque mientras se cambiaba nos dejó con uno de los mejores momentos de la televisión –en mi opinión, claro–, el momento en el que Mulder y Scully se conocen en The X Files.

Zahara interpretó su nuevo álbum “Astronauta” al completo, invitando en más de una ocasión a miembros de la banda con la que grabó el disco en Gales. También se convirtió en monologuista mientras nos contaba la historia que había detrás de “Adjunto Foto del Café Verbena” y paraba a reírse mientras cantaba la estrofa dedicada a TripAdvisor y el restaurante al que les llevó dónde no servían cenas. Pero nada preocupante ni desalentador para Zahara y su marido, que acabaron en la plaza del pueblo dónde todos los viejitos que allí estaban salieron a bailar cuando el DJ pinchó a Coyote Dax con una sincronización que ni en natación sincronizada. También dedicó la canción “Astronauta” a su hijo, ya que como dijo en alguna entrevista, una amiga suya denominó a su hijo astronauta antes de nacer, dado que estaba flotando dentro de su madre. Y ayer los que flotamos, dejándonos llevar a todos los lugares a los que Zahara nos quiso llevar fuimos nosotros.

No nos quedamos sin escuchar tampoco algunas de las versiones de la artista de las cabeceras de series como Narcos y The Young Pope, “Tuyo” y “Senza un perché” respectivamente.

El concierto acabó por todo lo alto invitando a la bestia a cenar con “Hoy la Bestia Cena En Casa”. La cantante interpretó la canción mientras aparecían en la pantalla fotos de su banda y políticos tanto nacionales como internacionales, siendo divididos –como en Blade Runner– en humanos y replicantes. Mientras que Herrejón, Sánchez y los miembros de su banda eran calificados como humanos, Abascal, Rivera y Casado –entre otros– eran calificados como replicantes. Se oyó gritar con especial énfasis en la sala la frase “si eres tan valiente, préstame tú tu vientre” y Zahara acabó la canción bailando y saltando entre el público. Y para que todo fuese un círculo cerrado, nos fuimos mientras sonaba “Starman” de Bowie.

Es la primera vez que da un concierto tan largo y así nos lo hizo saber: “yo siempre he sido de conciertos cortos, pero alguna vez tenía que ser la primera en la que diera este chapón [de dos horas y cuarto]”. Y de chapón nada, se pasan volando, o en este caso, flotando. Hoy es la segunda fecha en Madrid de “Astronauta” y está totalmente sold out, pero si podéis asistir a alguno pagaréis menos de 20 euros por todo este espectáculo.

 

 

 

Deja un comentario