[CRÓNICA] Alfred García: Una estrella que nació para brillar sobre el escenario

De otra galaxia. No encontramos definición mejor para describir a Alfred García después de lo vivido el pasado 1 de marzo en la Sala Joy de Madrid. Los allí presentes no solo pudimos disfrutar de un concierto de casi dos horas, lleno de energía y talento; también pudimos establecer una completa conexión con Alfred. El cual gana mucho en las distancias cortas, y cuyo directo te conquista desde el segundo uno, y siempre te deja con ganas de más.

El cantante ya había dejado claro durante su trayectoria en Operación Triunfo 2017 que era un artista completo, con un amor y respeto absoluto a la música. Cualidades que le llevó a ser uno de los finalistas del concurso, y que ahora es uno de los pocos artistas que en su primera gira ha conseguido hacer Sold Outs en varios de sus conciertos. ¿Quién querría perdérselos? Asistir a un concierto de Alfred Garcia es una apuesta segura para cualquiera que quiera disfrutar de buena música en directo. No solo obtendrás eso, si no mucho más.

El 1 de marzo era la segunda fecha consecutiva de Alfred en Madrid, y la calle Arenal estaba abarrotada de gente esperando que se abrieran las puertas de la Sala Joy. Personas nuevas, pero también muchas que repetían, ansiosas de volver a escuchar al catalán. Con máxima puntualidad, a las 21h comenzaba el evento, con Alfred pisando fuerte el escenario al ritmo del tema “1016”. Ese tema que da nombre a su disco, a su gira. El número de casting que le cambió la vida.

Alfred Garcia Madrid

Sin darnos tiempo ni a parpadear, el artista enlazo con “Insurrección” tema original de El Último de la Fila y uno de los más esperados, “Que nos sigan las luces”, que hizo que toda la sala vibrase de energía. Todas las voces se hicieron una para corear la que es ya una de las canciones míticas de Alfred. Con una entrega y pasión arrolladoras, el cantante continuó regalándonos su música, esa que él mismo ha creado con mimo y dedicación. Así, sentado en su piano, tocaba su primer single “De la tierra hasta Marte”. Pero no lo hacia solo; acompañando a su gran banda se unió Joe Orive a la guitarra. Ver a uno de los miembros más exigentes de Operación Triunfo sobre el escenario, disfrutando al máximo de la actuación, nos dice que Alfred está haciendo las cosas muy bien.

Alfred Sala Joy

En “La Ciudad”, pudimos ver al Alfred más cercano, siempre pendiente de su público, invitando a una de las asistentes a subir al escenario y sentarse junto a él en el piano. Un momento casi íntimo que estamos seguros que ella no podrá olvidar. Otros temas que no podían faltar fueron “Barcelona”, “Volver a empezar”, “Londres” o “Sevilla”. Pero sin duda, uno de los momentos más mágicos y tiernos de la noche lo vivimos cuando comenzó la canción “Por si te hace falta”. No vamos a negarlo; esta canción ya nos hizo soltar alguna lagrimilla cuando vimos dentro de La Academia como Alfred la componía y la cantaba para sus compañeros Ana Guerra y Roi. Pero escucharla en directo…es increíble. La dulzura con la que Alfred la interpreta, como mira a cada uno de los presentes directamente a los ojos como si se la dedicara a cada uno de ellos. Es una conexión especial y profunda. Un tema que podemos decir que ya hemos convertido en un maravilloso himno a la amistad.

Carlos Sadness no quiso perderse esta segunda cita madrileña y volvió a unirse a Alfred en el tema “No cuentes conmigo”, donde pudo palparse la gran complicidad que tienen ambos artistas. Como también pudo palparse el inmenso cariño entre el catalán y Nerea Rodríguez en “Madrid” donde esta última no pudo contener las lágrimas de agradecimiento cuando Alfred le dedicó el tema.

Con un talento que corre por sus venas y desbordó en el escenario, Alfred se atrevió con todo. Desde la guitarra, al piano o al trombón. Desde cantar en castellano, catalán, inglés y portugués. Hasta a cantar a capella. Y es que fue en el propio tema de Salvador Sobral “Amar pelos dois”l, donde el cantante nos hizo contener el aliento. Consiguió erizarnos la piel cantando una parte del tema solo, sin acompañamiento musical, elevando su voz en una Sala Joy que solo podía observarle maravillada.

Talento. Pasión. Versatilidad. Cercanía y humildad. Son solo una parte de los adjetivos que definen a Alfred García. Nadie quería abandonar la sala cuando el concierto acabó. Aun con las luces encendidas y el equipo técnico recogiendo los instrumentos, los asistentes seguían anclados al suelo cantando las canciones de “1016”. Todos queremos más, todos queremos seguir escuchando su voz. Esa es la magia de Alfred García.

Fotografía: Sammy Jiménez

Vídeos del concierto en nuestro canal AQUÍ

Alfred 1016 Tour

Deja un comentario