[Crónica] Nerea brilla en el escenario de su primera gira en solitario en Madrid

La expectación estaba por las nubes, y es que Nerea Rodríguez se había hecho esperar hasta anunciar su gira en solitario. Al igual que ya hizo Agoney, la catalana se está recorriendo parte de la geografía española para contentar a sus fans, que, aunque disfrutando su presente etapa como protagonista de ‘La Llamada’ ya reclamaban algo más dentro de su carrera en solitario tras OT.

Allí, en la madrileña Sala Changó, decenas de fans esperaban impacientes la llegada de la triunfita al escenario. De repente, para sorpresa de los asistentes, la voz de la cantante empezó a sonar, aunque en un vídeo: Su presentación en Operación Triunfo. Inmediatamente después, sin mediar aún palabra, empezó apostando por su música. ‘Y ahora no’ hizo cantar a los asistentes, que bañaron en un mar de aplausos a la artista, notablemente emocionada por estar allí.

Nerea OT Rodriguez

Tras un ‘Runnin’ que parecía propiciar lo que sería una maratón de éxitos cantados en OT -aunque este tema fue a parar para Miriam y Agoney-, Nerea se apropió de la guitarra y dijo “No soy una guitarrista experta, me vais a perdonar, pero voy a cantaros nuevas canciones”. Con la aprobación del público, vino la balada ‘No mires atrás’, con otras sorpresas como ‘Nadie’ y la pegadiza ‘Pero quiero contigo’, canción que surgía para que “el público no se duerma”.

Pero las covers siempre son el punto fuerte del concierto. Y es que Nerea tuvo literalmente para todos los gustos: Desde el ‘Stone Cold’ de Demi Lovato a la curiosa versión de ‘Me gusta así’ que Michelle Jenner le cantaba a Hugo Silva en ‘Los Hombres de Paco’. Se permitió aceptar peticiones, como la ‘Superstar’, que cantó en Madrid después de que los fans la pidiesen en su primera fecha en Sevilla.

En la segunda mitad del concierto, la magia se vio en cada momento. Aunque medio casting de Operación Triunfo la veía desde la planta de arriba, el único invitado que subió al escenario fue Ricky Merino, con quien compartió una inesperada actuación de ‘Shallow’ -digna del aplauso de la mismísima Gaga- y su ‘Time of my life‘, la única canción que compartieron en la academia a capella, ya que los músicos no la habían ensayado y no querían hacerles la faena. Pero la cosa no acabó ahí, ya que Ricky dejó claro que su invitación no pasaría tan desapercibida y, negándose a abandonar el escenario, empezaron a contar anécdotas de cómo Nerea aceptó salir en el videoclip de ‘Miénteme’ para después cantarla a dos voces -digna mención de la chistosa mirada de Ricky a la madre de la artista en la parte de “Regálame una noche de sexo sin reproche”-. ¿El broche? La invitación del cantante a Nerea a su concierto del 10 de mayo en Madrid.

En un abrazo bastante sincero culminó la invitación. Sin embargo, ahí no pararon los momentos mágicos de la cantante. Tras entonar el ‘I Have Nothing’ de Whitney Houston -que le ha cogido prestado al Dios de ‘La Llamada’-, Nerea empezó con ‘Segunda opción’, una balada que ya triunfa entre sus fans. De hecho, fue en mitad de la actuación cuando la pista sacó varios carteles en los que se podía leer “Nuestra primera opción” acto que la catalana no se esperaba y por tanto, acabó afrontando emocionada encima del escenario.

Un ‘Symphony’ dedicado a alguien muy especial -que Agoney vivió notablemente emocionado desde donde vio el espectáculo- y un bis para ‘Y ahora no’ cerraron un concierto que, lejos de ser uno de los primeros de una gira que traerá varias alegrías a la cantante, es una muestra más del talento de la que un día fue la 8ª concursante de un talent, hoy es una artista de los pies a la cabeza,

Deja un comentario