Halsey será la “Nightmare” que te inspire

Halsey ha sacado ayer “Nightmare” su segundo adelanto, precedido de “Without Me”. Este nuevo tema sigue la estela de “Devil In Me”, canción de su anterior álbum “hopeless fountain kingdom”. “Devil In Me” hablaba de los demonios que todos tenemos dentro y como luchamos contra ellos. Muchos de estos demonios son fabricados por la sociedad en la que vivimos: “I won’t take anyone down if i crawl tonight/ but i sill let everyone down when I change in size/ and I went tumbling down tryna reach your high/ but I scream too loud if I speak my mind”. Aquí habla metafóricamente de que al empequeñecerse no molestará a nadie, sin embargo, todo el mundo habla cuando cambia de talla. Asimismo, trata de elevarse a la altura de alguien, pero si dice lo que piensa se la considera ruidosa. Nadie nunca está conforme haga lo que haga. “Nightmare” va también en esta línea. Para tener la Halsey full experiencie síguela en twitter.

En ella habla de sus inseguridades “[…] wished I could cut some parts off with some scissors”, haciendo referencia a las partes de su cuerpo con las que no está a gusto. Pero, principalmente, la canción manifiesta su empoderamiento, no dejando que los hombres le digan lo que tiene que hacer; no les va a complacer. Justo antes del estribillo canta: “Come on, little lady, give us a smile/ No, I ain’t nothing to smile about/ I got no one to smile for, I waited a while for/ a moment to say I don’t owe you a goddamn thing” para luego decir: “No, I won’t smile but I show you my teeth”. Esto hace referencia a los piropos callejeros y como los hombres esperan que te sientas halagada y sonrías, agradeciendo su “cumplido”. Halsey explica que no tiene ningún motivo para sonreír ante estos supuestos halagos, y que lo que hará será enseñar los dientes, ya que los piropos más que halagar, molestan. No va a hacer lo que los hombres esperan de ella, va a ser libre, y con ello, se convertirá en una pesadilla.

Esta pesadilla es lo que representa la nueva ola feminista, la de ahora, la que molesta de verdad. La de las mujeres que conocemos nuestros derechos y no vamos a ser educadas en los momentos en los que se nos está faltando al respeto.  “I’m tired and angry, but somebody should be”. Todas y todos deberíamos estarlo.