[Crónica] Ricky Merino nos conquista en su concierto en Madrid

Ricky Merino concedió ayer su esperado concierto en la sala Shoko de Madrid, donde le acompañaron varios de sus compañeros de Operación Triunfo. El concierto estuvo lleno de energía y buen rollo, que Ricky transmitía a través de sus bailes e interacciones con el público. Ayer se despedía de los temas de OT para dejar paso a los suyos propios, porque, como decían los carteles que llevaban sus fans: “Esto solo acaba de empezar”.

El cantante empezó el concierto con su nuevo single “A mi manera” que nadie se sabía, pero todo el mundo disfruto. Al acabar de cantar Ricky anunció “os acabáis de tragar mi nuevo single”, haciendo gala de su ya característico humor. El show siguió con “Let me entertain you” versión del mítico tema de Robbie Williams, y vaya si entretuvo. A continuación cantó “Adventure of a lifetime” de Coldplay y “Tu enemigo”, versión que iba a cantar con Roi, pero este se encontraba de concierto en Santiago. Seguidamente nos presentó otra canción de su próximo disco –que se espera para septiembre– que lleva por título “Otra Vez”. Después se vino momento emocional, ya que cantó una canción que había escrito antes de entrar en la academia y que está dedicada a su isla –Mallorca–. La canción se llama  “Nuestra isla” y todo el público la coreó como si fuera aquello la propia isla y no el centro de Madrid.

Ya casi a la mitad del concierto empezaron a desfilar varios de sus amigos y ex compañeros de la academia. La primera en hacerlo fue Nerea que cantó “I’ve had the time of my life” con Ricky, pero sin portés porque no les venían saliendo. A continuación cantó “El azar” y “Time flies”. En un momento dado del concierto aprovechó para advertirnos sobre el lenguaje de twitter, con todos esos “halagos” de “písame la cara” –lo cual ejemplificó luego con uno de sus coristas–. Fue el momento de sacar a otro invitado, y en este caso fue Agoney, con el que interpretó “Mientes”. Agoney reconoció que no quería perderse el concierto y que retrasó su vuelta a Tenerife una semana para poder estar ahí.

Ricky cantó “La bestia” a continuación y luego se vino homenaje a las Spice Girls, a quienes va a ver en concierto a finales de mes con algunos de sus amigos presentes en el concierto. Este homenaje constó de una versión de “Wannabe” y “Say you’ll be there”. Seguidamente fue el turno de Raoul, a quien Ricky confesó haber conocido mejor fuera que dentro de la academia, y con quien interpretó a “It’s a Man’s Man’s World”. Raoul también nos deleitó con el estribillo de ese eterno single que nunca acaba de sacar y el público ya se sabe de memoria. Sin darnos respiro, la próxima persona en salir al escenario fue Ana Guerra, con quien cantó su primer single “Ni la hora”. La cantante confesó que es la primera vez que canta la canción entera, y Ricky se sintió ilusionado al poder cantar la parte de Juan Magan. Justo antes de encarar la recta final del concierto, uno de sus coristas le entregó a Ricky una carta, nada más y nada menos que de la directora de la academia, Noemí Galera. La carta le ponía un punto de emoción al concierto y el público acabó coreando “esa directora”. Para acabar el concierto, Ricky invitó a Cepeda, Nerea, Ana, Raoul, Agoney, Marina y Magalí a cantar con el “Revolución Sexual”. Y ya para poner el broche final de verdad, cantó su primer single “Miénteme”, con el que se despedía, no sin antes dejarnos ver en primicia el vídeo de su nuevo single “A mi manera”.

Fotografía: Samanta Jiménez Fernández

Deja un comentario