[CRÓNICA] La Pegatina celebra su 16 cumpleaños rodeados de música, amigos y mucha locura

Cumpleaños pegatina

No todos los días se cumplen 16 años y se lanza un álbum recopilatorio por tus éxitos, mucho menos podemos celebrarlo con miles de personas en las puertas de la Riviera deseando llevarse un trozo de tarta y sino que se lo digan a La Pegatina cuyo cumpleaños tuvo lugar el miércoles 25 de septiembre, donde solo los más rápidos consiguieron una invitación para la fiesta que el grupo catalán tenía montada en la sala La Riviera.

Desde las 19:30 de la tarde se iba llenando la sala de cumpleaños de La Pegatina y nos la encontrábamos decorada con banderines, confeti y piñatas de colores; un enérgico público se iba preparando para la gran fiesta y, como aperitivo al concierto que venía se pudo ver a través de las pantallas un videoclip de La Pegatina junto a los Auténticos Decadentes -quienes lamentaron no poder asistir al encuentro- cantando una versión de “La Guitarra”. Con el público viniéndose arriba, salía al escenario Ángel Carmona (radio 3) quien se encargaría de dirigir el evento; el presentador se encargo de leer el menú de la noche, citando a los artistas que harían de teloneros antes del gran concierto.

La noche comenzaba de la mano de Varry Brava quienes, recién llegados de México, prepararon al público con “No gires” y “Heridas de guerra” acompañados por Adrià Salas quien iría alternando salidas al escenario con sus compañeros. Les siguió Muerdo, quien entre trompeta y guitarras dio un toque acústico al momento cantando “Lejos de la ciudad” y “Niña de la ciudad” junto a Adrià. Carmona ejercía de maravilla su papel de maestro de ceremonias, siendo un puente de descanso entre los artistas invitando de forma intermitente al escenario por ejemplo al actor Juan Ramos, al periodista Miguel Ángel Hoyos y a “Tuli” integrante de Alamedadosoulna.

La fiesta continuó con Efecto Pasillo y su mítico “Pan y Mantequilla” que hizo al público venirse arriba y así dar una calurosa bienvenida al escenario a La Canija y La Pegatina para cantar todos juntos el tema “Non è facile”. Como quien no quiere la cosa salió al escenario Rayden, pero para sorpresa del público no lo hizo para cantar sino para lanzar sus calcetines y los de Carmona al público. En un ambiente tan surrealista -en el mejor de los sentidos- salía al escenario Arnau Griso para enamorar al público con “Es gratis”. Le acompañarían Adrià y Rubén para continuar con “¿Cómo explicarte?” y acabarían su turno con una de las colaboraciones más numerosas del momento, pues se subían a acompañarlos, Miki Núñez y Nil Moliner para llenar de buenrrollismo el entorno con “Eterno verano”.

Cumpleaños pegatina
La pegatina, Arnau Griso, Miki Nuñez y Nil Moliner

Con todo lo vivido hasta el momento era una locura creer que el reloj marcaba poco más de las 21h. Con la energía por los cielos llegó el turno de Las Chillers; el grupo femenino añadió al evento un importante toque de reivindicación y al grito de “¡Viva la visibilidad de las lesbianas!” interpretaron su propia versión punk del tema de MecanoMujer contra mujer” que acabó con la vocalista Rocio Saiz quitándose camiseta en el escenario consiguiendo una ovación del público por su lucha contra la censura del pezón femenino. A continuación, la pegatina le acompañó en el escenario para interpretar su tema “Y volar”. El primer plato de la noche acabaría con la actuación de Arco quien, tras un emocionante fandango dedicado a la pegatina, cantó junto a Adrià y a Lola Indigo el tema “Quiero saber”, seguidos por la banda femenina The Grooves, quienes versionaron el tema “Lloverá y yo veré”.

Adrià Salas, Arco, Lola Indigo

Se encendieron de nuevo las luces de La Riviera concediendo un descanso al público y así prepararse para la salida de La Pegatina. El sudor, la cerveza y una cuenta atrás del público desde 16 dieron comienzo al plato fuerte del cumpleaños y la bienvenida al escenario a los integrantes de La Pegatina envueltos en confeti de colores. Fue “Miranda” quien inició el concierto, seguido de “Mama” y “La voisine”. La intensidad de este inicio fue el indicador de que sería un concierto lleno de buenas vibras difícil de olvidar para cualquiera de los asistentes. Sabiendo que en cualquier buena fiesta no puede faltar “Fiesta Pagana”, introdujeron así su tema “Mamma mia” y dieron un gran regalo al público cantando “Como lo haría un acuario”.

Cumpleaños Pegatina
La Pegatina

Llegados a ese punto, empezaron a desfilar los invitados; comenzaron versionando “Muérdeme” junto a Tu Otra Bonita e invitaron al escenario a Mario Díaz para cantar “Olivia”.  El público enloqueció entonces cuando Adrià invitó a subir al escenario a Rozalén y hacer una hipnotizante actuación de “Algo está pasando”. Acompañados de Victor Guadiana al violín, cantaban “Celestina” en la cual se encargó también Rayden de dar su gran toque personal, y que dio paso de nuevo a los saltos con “Gat Rumberu”.Una vez más, La Pegatina quiso ofrecer algo exclusivo en su cumpleaños por lo que junto a Nil Moliner estrenaron en directo “Y se fue” con un público que, a pesar de haber oído únicamente un adelanto, ya coreaban el tema con los artistas. Además, crearon su propia versión pegatinera de “Ya no quiero na’” acompañados de Lola Indigo.

Rubén Sierra, La Pegatina

No son pocos los temas icónicos que ha creado el grupo catalán en estos 16 años, y como recordatorio de ello cantaron temas como “Saber que tú”, “No som d’aquí” acompañados de un emocionado Miki Núñez, y “Lloverá y yo veré” para así abandonar el escenario. Evidentemente, el público se conocía la jugada y pacientemente esperaron la vuelta del grupo a la escena. Y así lo hicieron; acompañados de La Canija, cantaron de forma acústica y rodeados de luces “Alosque”. Se acercaba el final del cumpleaños, y entonces se iba llenando más y más el escenario de La Riviera: llegaba La Gran Pegatina -sí, La Pegatina en su mayor extensión- para cantar “Vamos a por ti” y “Una mirada”.

La Pegatina

Pusieron a prueba la resistencia del público y del escenario cuando finalmente se subieron al escenario todos los invitados y el equipo que habían hecho posible esta celebración de cumpleaños y cerraron con su mítico tema “Maricarmen”. Llegados a ese punto se creó en La Riviera el mejor de los caos posibles: gente cantando, saltando, Rubén Sierra y Rocio Saiz sin camiseta, Rayden y Adrià de un lado para otro y el público aguantando como si llevaran ahí 15 minutos y no las 3h y media que ya duraba el concierto. Nadie quería abandonar la sala porque, aunque no hubo tarta, ni velas, esa noche en Madrid sí que hubo un ‘’Cumpleaños feliz’ por esos 16 increíbles años que ha ofrecido La Pegatina que esperamos cumplan muchos más.