Kanye West por fin lanza “Jesus is King”

Kanye West es tan impredecible que nadie tenía muy claro cuando iba a salir a la luz su nuevo álbum. Kim Kardashian –su mujer– anunciaba una fecha de lanzamiento a través de su twitter, que al final, como era de esperar, no se cumplió. Se dice que el cantante necesitaba darle unos retoques a su nueva música para estar orgulloso de ella y poder dejárnosla oír.

El pasado 25 de octubre por fin podíamos oír su nuevo trabajo. Ya conocíamos el título, y se esperaba que el cantante se comparara, una vez más, con Jesús. Por el contrario, lo que nos encontramos es un disco religioso, muy en la línea del Sunday Service que organiza el cantante cada domingo. Este es un evento cristiano en el que podemos ver –a través de los stories de Kim Kardashian y otros asistentes– se cantan canciones –gospel y suyas– siguiendo a un coro gospel. Kanye West ha creado una nueva forma de rendir culto a la religión cristiana y este disco es otra prueba de ellos. West afirma que: “Now that I’m in service to Christ, my job is to spread the gospel, to let people know what Jesus has done for me”.

Jesus Is King

A diferencia de algunos de sus discos anteriores, “Jesus is King” se lanza directamente en Spotify y no en la restrictiva plataforma de pago TIDAL. Los fans han dado muy buena bienvenida al álbum, mientras que la crítica no está muy de acuerdo. Mark Richardson escribe para The Wall Street Journal: “Most of the songs on “Jesus Is King” are sketches in which a single musical idea is presented, looped and then cut off abruptly. Because the tracks don’t really develop, there’s very little space for drama, and Mr. West rarely makes you feel the power of the salvation he describes”. La crítica parece estar de acuerdo en que el disco no desarrolla las ideas planteadas y se queda estancado en el titular de “el disco religioso de Kanye West”.