Daniel Sabater y Walls colaboran en “Partirme la cara”

Portada "Partirme la cara"

El pasado viernes 29 Daniel Sabater y Walls lo revolucionaron todo con “Partirme la cara”, la colaboración de las nuevas caras de la industria musical a las que no querrás perder de vista.

Las redes han estado marcadas estos últimos días por un apoyo masivo al nuevo tema de los cantantes, que ha dejado a todo el mundo en shock y que ambos han denominado “su canción preferida hasta la fecha”.

“Partirme la cara” nada claramente dentro del pop-rock, pero mantiene el toque de lo-fi que tanto caracteriza la discografía de los murcianos. Con ritmos urbanos y guitarras eléctricas, la letra habla sobre una relación sentimental que está fatigada de recibir únicamente por una parte pero que, contrario a la típica respuesta dolida y de desamor, mira con perspectiva y actitud desenfadada al desenlace adolescente que tiene de frente.

Es inevitable no querer gritar este tema a pleno pulmón, o imaginarse en un concierto rodeado de gente disfrutando al máximo a punto de quedarse sin aire. Es una canción adictiva, basta sólo con una escucha para quedarte con el estribillo y no conseguir que salga de tu cabeza.

El pasado 2020 ambos artistas colaboraron junto a GOKO! en “talk”, un tema más limitado al bedroom pop que acostumbran, pero de una calidad increíble que ha servido de base para crear una canción que pasará al historial de ambos artistas como el inicio de algo grande.

 

Proceso creativo y de producción

 

Bajo la dirección de Pedro Alarcón, “Partirme la cara” viene acompañada de un videoclip ambientado en el proceso de creación del tema, dónde se observa a ambos cantantes llenos de moratones en una habitación de hotel y un garaje, viviendo eufóricamente su nueva canción mientras los vecinos se quejan, consiguiendo finalmente que, como era de esperar, se contagien del disfrute y adrenalina que evoca la canción (algo que ocurriría en la vida real sin ninguna duda).

Como de costumbre, la composición y producción ha corrido de la mano de ambos cantantes, otorgándole una personalidad descomunal y demostrando su pertenencia a la generación de artistas emergentes que tocan todos los palos, capaces de crear un himno sin la ayuda de los gigantes de la industria.

Dani ofrecerá un concierto en Valencia el 13 de marzo, y otro en Barcelona el 16 de abril (recientemente aplazado por las medidas del Covid-19).