[Crónica + Fotos] El Delirium World Tour llega a Madrid

Anoche el Palacio Vistalegre de Madrid se llenó de luces para acoger a la británica Ellie Goulding en su segundo concierto en nuestro país. Tras su paso por Barcelona, Ellie se superó a si misma en este Delirium World Tour dejando al público con ganas de más. 
 
El concierto comenzaba puntualmente a las 21:00 con la actuación de Sara Hartman, una joven desconocida hasta ahora a la que Ellie le ha dado la oportunidad de acompañarla por toda Europa. Sara comenzó la carta de presentación con su single Monster Lead Me Home seguido de un par de covers con las que cautivó al público, aunque la protagonista llegaba después. 
 
 
 
Al finalizar la actuación de Sara comenzó la preparación del escenario para Ellie Goulding, la estrella de la noche que se sacó de la manga una puesta en escena maravillosa que se pudo disfrutar desde todas las partes del recinto gracias a las pantallas gigantes, en las que se reflejaron las imágenes de la cantante cuando comenzó a sonar la introducción de Delirium.
 
 
La canción que dio pie de forma oficial a este mágico concierto fue Aftertaste, la cual Ellie se atrevió a cantar subida a una plataforma. Goulding no paró de bailar en todo el concierto, desde los primeros acordes de Holding on for Life; y es que con los bailarines que la acompañaban como para no bailar.
 
Tras ese gran comienzo, Ellie daba la bienvenida a todos los asistentes y por supuesto agradecía el ruido que estaba haciendo la gente y el apoyo recibido. Tras algunas canciones propias llegaba la primera cover del set list con Outside, original de Calvin Harris, donde ella y su traje de luces fluor lo dieron absolutamente todo, seguido de temas como Around U o Keep on Dancin’ y por supuesto una magnífica actuación del elenco de bailarines en Heal.
 
Ellie, Ellie, Ellie…” se empezó a escuchar por todo el Palacio Vistalegre emocionando a la cantante que acababa de entonar My Blood.
 
 
 
La primera sorpresa de la noche, por parte de los fans a su ídola, llegó con la canción de Army: Goulding, ya con un nuevo cambio de vestuario y vestida de novia y la bandera de España alrededor del cuello, antes de comenzar quiso dedicar el tema a su mejor amiga Hannah, y mientras ella cantaba y el videoclip se proyectaba por todas las pantallas, los seguidores sacaban carteles con coronas para su reina demostrando cuanto la quieren.
 
Tras cantar Devotion con su guitarra, Ellie decidió hacer un salto en la lista de temas escogidos cantando Lights y devolviendo la sorpresa a sus fans, ya que esta canción no se encontraba en el setlist pero decidió regalarla al ver el reclamo del público, a los que hizo un poco más felices, si es que se podía. Luego de este gran momento, ella continuó con lo planeado siguiendo con el acústico de Lost and Found.
 
Cuando el momento más íntimo de la noche finalizó, la magia del baile regreso a la pista junto con un vestuario mucho más rockero y rompedor que venía genial con Figure 8 y On My Mind; este último con una coreografía impresionante que dejó sin palabras a todos.
 
Codes, Don’t Panic, Something in the Way You Move fueron las siguientes canciones en las que nuevamente Ellie Goulding pidió a todo el público que bailara, aunque, según sus propias palabras, fuera de forma idiota como ella.
 
 
 
I Need Your Love, también de Calvin Harris, fue la segunda cover, seguida de un tema original de Ellie, Burn, que fue una de las canciones más esperadas de la noche y absolutamente todos los asistentes acompañaron a la británica cantando junto a ella y con los brazos bien en alto disfrutando de cada nota.
 
El concierto llegaba a su fin y se notaba, bailarines, estrella principal, músicos e incluso coristas abandonaron el escenario por un momento, dejando a todo el mundo esperando a ver que tenían preparado, y no era otra cosa que Love Me Like You Do, la canción que no podía faltar en una noche tan mágica, tema que le ha dado un éxito mundial y una gran lista de premios, y que ponían la guinda de este magnífico pastel.
 
“Nunca me había divertido tanto en un concierto como esta noche” –Ellie Goulding
 
Un diez sin duda para las luces y pantallas que cambiaban de color en cada tema, para la realización, los coros, bailarines y la impresionante puesta en escena de este Delirium  World Tour, y por supuesto para Ellie que, a pesar de que todos saben que la acústica del Palacio Vistalegre no es la mejor del mundo, ella sí dió lo mejor de sí para crear una noche inolvidable.
 
Disfruta de todas las fotos en NUESTRA GALERÍA DE FLICKR.

 

Deja una respuesta