Andrés Suárez vuelve a la música estrenando su octavo disco

Después del lanzamiento de su anterior disco, Andrés Suarez vuelve con un nuevo álbum titulado “Andrés Suarez”. Un disco que cuenta con diez nuevas canciones, en las que el cantautor se muestra como nunca antes lo había hecho. Tras haber grabado ocho álbumes, se puede considerar un antes y un después en la carrera del artista.

La portada del disco ya nos enseña que este es un disco diferente. Andrés se muestra de frente y de perfil, mirando a cámara y, en resumen, dando la cara. Sobre el disco, Andrés comentó “No sé por qué no lo había hecho antes en las portadas de mis discos anteriores. Quizá porque soy bastante tímido, pero creo haber entendido que tenía que mostrarme como soy.  Es lo que ha sucedido en este disco. Por si fuera poco, me he dado cuenta de que es la primera vez que después de terminar la grabación no cambiaría ni un solo acorde, ni un solo verso. Creo que he hecho lo mejor que podía hacer y no veas lo bien que se duerme después”.

Los encargados de la producción de este disco han sido Tato Latorre y Toni Brunet. Aunque hayan trabajado por separado, se complementan a la perfección. Ha sido la primera vez que Andrés Suárez afrontaba una situación así. “Tato es modernista, con tendencia a lo electrónico. Ha llevado mi música a lugares que yo nunca había imaginado. Toni me solía llevar a la simplicidad, a la zona de confort habitual, a la orquestación orgánica. He aprendido mucho de ellos dos”, decía el cantante al respecto.

El resultado de todo esto, ha sido un álbum que combina un lado musical con bases electrónicas y otro lado con una melodía basada en un sonido con piano de cola, contrabajo y percusión. Andrés ha abandonado la zona de confort en la que ha basado su música los últimos años para sorprender a todos sus seguidores con este disco. Ha salido de esta zona, como dice él, “viviendo una verdadera terapia de choque”.