Flavio derrocha sentimiento en su single “Yo con yo mismo”

Flavio Yo con yo mismo

Que Flavio tiene la voz más característica de las últimas ediciones de Operación Triunfo es indiscutible. Una voz que a muchas personas les enamoró desde el primer día, pero que también tuvo muchos detractores. Lo que no hay duda es de que Flavio ha tenido una gran evolución dentro de la academia, no solo en el nivel artístico, si no también en el personal. Dueño de una tremenda timidez, todos vimos como en las primeras galas el murciano parecía tener miedo de moverse por el escenario. Sin embargo, todos esos miedos han ido quedando en el olvido y ahora podemos ver a un músico seguro de sí mismo, que nos ha regalado grandes interpretaciones dentro de la academia y que está listo para comenzar su carrera fuera de ella.

Por eso Flavio presenta su primer single tras dejar el concurso musical. Y si ya con “Calma” pudimos saborear un poco de lo que nos esperaba, “Yo con yo mismo” nos ha dejado totalmente satisfechos. Alardeando de ese pop elegante que a él tanto le gusta, Flavio nos presenta un tema sencillo, pero que cala. Un tema íntimo, con una letra significativa, que habla de ese pequeño reto de superación que tenemos todos con nosotros mismos, cuando sufrimos un problema y no podemos contar con nadie.

Este single trata de estar pasándolo mal en una situación o momento, y no poder contárselo a nadie, porque nadie va a saber cómo ayudarte.” cuenta Flavio en su directo previo a la presentación del single. “Tu entiendes que es algo que tienes que resolver tu contigo mismo, porque los demás no van a tener la empatía suficiente para entenderte”.

El vídeo que acompaña el tema se siente tan privado, tan íntimo, que hasta parece que estamos invadiendo un momento importante del cantante y nos da miedo de estar tan cerca. Su voz es tan clara y proyecta tanto que es imposible no sentir ni empatizar con el mensaje. ¿Tenemos los pelos de punta mientras escribimos este artículo? Sí. ¿Hemos llorado? También. Pero no sentimos vergüenza de decirlo y hasta nos alegra ver y sentir que Flavio tiene tanto poder con su música capaz de levantar tales sentimientos con cuatro minutos y medio de canción.

Algunos dirán que el vídeo es muy simple. Nosotros no podíamos pedirle más. Flavio no necesita más que un espacio reservado, un piano y su voz para hacernos temblar de emoción. Pocos consiguen eso hoy en día y menos al comienzo de su carrera. Una carrera, querido Flavio, que nosotros vemos brillante, muy brillante.